EC Waste aclara conceptos erróneos e información falsa sobre sus operaciones y prácticas de manejo y disposición segura de residuos de combustión de carbón

La compañía sometió su ponencia ante Comisión Senatorial y le instó a investigar la verdadera amenaza ambiental que representan otros vertederos en incumplimiento

EC Waste, proveedor líder de servicios de manejo y disposición de desperdicios sólidos no peligrosos en Puerto Rico y dueño de dos sistemas de relleno sanitario (Peñuelas y Humaco) que están en estricto cumplimiento, presentó hoy sus comentariospor escrito como parte del proceso legislativo relacionado con las propuestas del Senado que buscan investigar y prohibir el manejo y disposición de residuos de combustión de carbón. La ponencia, que incluyó una vista ocular de un grupo de senadores al Peñuelas Valley Landfill (PVL), aclara los conceptos erróneos y la información falsa sobre las operaciones de EC Waste y sus prácticas seguras de manejo y disposición de residuos de combustión de carbón.

“Presentamos nuestros comentarios a la Comisión Senatorial de Salud Ambiental y Recursos Naturales en un esfuerzo por educar a los miembros del Senado y aclarar el record legislativo. En una isla donde el 70% de los vertederos no cumplen con los requerimientos de la Agencia de Protección Ambiental (EPA), EC Waste es una de las pocas empresas locales que cumple y excede todas regulaciones federales y estatales en protección del medio ambiente y la salud de la comunidad”, dijo Ricardo Soto, portavoz de EC Waste.

EC Waste subrayó en su ponencia el hecho de que cada una de sus instalaciones cumplen plenamente con los requerimientos del Subtítulo D de la Ley de Conservación y Recuperación de Recursos (RCRA, por sus siglas en inglés) y el Reglamento para el Manejo de Desperdicios Sólidos No Peligrosos de la Junta de Calidad Ambiental de Puerto Rico (JCA). Esto no se puede decir de la mayoría de los vertederos en Puerto Rico que son inseguros y que representan una amenaza directa a la salud y seguridad de las comunidades en toda la Isla. Las regulaciones citadas, particularmente las impuestas por la EPA en el Subtítulo D, no son simples y prescriben cada detalle del diseño y operación de un sistema de relleno sanitario.

En cuanto a la controversia por los residuos de combustión de carbón, EC Waste estableció en su ponencia el conjunto de hechos que han sido ignorados por grupos de oposición. En primer lugar, los sistemas de relleno sanitario de EC Waste cuentan con todos los permisos necesarios para manejar los residuos de combustión de carbón. Contrario a lo que se ha informado públicamente, sus permisos sí autorizan específicamente la disposición de residuos de combustión de carbón y tal política estatal expresada en esos permisos y resoluciones de la JCA les impide a los municipios prohibir la disposición de cenizas en los sistemas de relleno sanitario de la empresa. En segundo lugar, el diseño y el funcionamiento de los sistemas de relleno sanitario de EC Waste cumplen con los requisitos del Subtítulo D de RCRA. Esto implica adherirse a las directrices y prácticas más estrictas, incluyendo: asegurar que los residuos no estén sueltos (o sea, que estén solidificados para que no puedan ser arrastrados por el viento), que los sistemas de relleno sanitario cuenten con un sistema de cubrimiento en el fondo para controlar los lixiviados, y cumplir con el monitoreo e inspecciones de rutina utilizando las pruebas adoptadas por las autoridades para determinar que los residuos de combustión de carbón no son peligrosos, entre otros.

“Aquellos que responsabilizan a EC Waste por la contaminación de comunidades en Puerto Rico están actuando a ciegas e ignoran los peligros reales que suponen los vertederos en incumplimiento que existen en otros municipios. Mientras estos grupos enfocan sus argumentos y protestas contra un ciudadano corporativo responsable que invierte y crea empleos en Puerto Rico en cumplimiento con todas las regulaciones, los vertederos peligrosos y tóxicos continúan contaminando comunidades en áreas como Toa Baja sin cuestionamiento público. Instamos a los políticos y a los ciudadanos a centrar sus reclamos contra en los verdaderos desafíos ambientales que enfrenta Puerto Rico”, agregó el portavoz.

EC Waste también afirmó en su ponencia a la Comisión que una prohibición contra los residuos de combustión de carbón tendría un impacto inmediato en los costos de energía para todos los residentes en la isla y aumentaría los costos operacionales para otros negocios que dependen de sistemas de rellenos sanitario eficientes y en cumplimiento para disponer sus desperdicios líquidos industriales. Además, una prohibición general estaría en violación de los permisos existentes y enviaría el mensaje de que Puerto Rico no está abierto para negocios, socavando la tan necesaria confianza de inversionistas.

Recommended Posts

Leave a Comment