EC Waste es el dueño y operador de dos rellenos sanitarios en Puerto Rico. Los rellenos sanitarios de EC Waste son El Coquí Landfill en Humacao y Peñuelas Valley Landfill en Peñuelas. Ambos rellenos sanitarios han sido construidos y operan bajo los más estrictos estándares de la industria de los desperdicios sólidos en Puerto Rico y Estados Unidos. El Subtítulo D de la Agencia de Protección Ambiental (EPA por sus siglas en inglés, 40 CFR 258) gobierna la operación de los rellenos sanitarios bajo la autoridad de la “Ley de Conservación y Recuperación de Recursos”, en inglés conocida como el “Resource Conservation and Recovery Act” (RCRA). La EPA, según autorizado por RCRA, delegó en la Junta de Calidad Ambiental de Puerto Rico (JCA) la reglamentación de los desperdicios sólidos no peligrosos bajo el Subtítulo D y el Reglamento Para el Manejo de los Desperdicios Sólidos no Peligrosos.

El Coquí Landfill y Peñuelas Valley Landfill cumplen con todos los requisitos del Subtítulo D de RCRA y la JCA. Entre estos requisitos se encuentra el sistema de revestimiento sintético (“liners”), recolección de lixiviados, recolección y manejo de gases, manejo de aguas de lluvia, monitorías ambientales y otros.

Los rellenos sanitarios de EC Waste cuentan con planes de cierre aprobados por la JCA y en cumplimiento con el Subtítulo D de RCRA. Los reglamentos requieren que un relleno sanitario que llega al final de su vida útil sea revestido con cubierta sintética y sea manejado por un periodo de por lo menos 30 años continuando con el manejo de lixiviados y gases, además del mantenimiento de las áreas previamente en operación. El Coquí Landfill y Peñuelas Valley Landfill cuentan con los recursos financieros exigidos por ley para garantizar el cierre y el mantenimiento luego del cierre. Todo esto con capital privado que no será una carga económica para el pueblo de Puerto Rico.

Los rellenos sanitarios de EC Waste ofrecen una alternativa eficiente, confiable y segura para el manejo de los desperdicios sólidos no peligrosos en Puerto Rico a largo plazo por varias décadas. Nuestro compromiso con el ambiente y con Puerto Rico garantiza una operación a largo plazo sin consecuencias para los contribuyentes. Ningún relleno sanitario municipal cumple con las garantías financieras requeridas por los reglamentos y a largo plazo se convertirán en una carga para todos los contribuyentes.

¿Qué desperdicios son aceptables?

Peñuelas Valley Landfill primordialmente se especializa en desperdicios industriales y comerciales.  Entre los desperdicios que son aceptados se encuentran los siguientes:

  • Desperdicios industriales no peligrosos
  • Desperdicios líquidos no peligrosos tales como aguas de proceso
  • Materiales expirados
  • Rechazos de producción
  • Asbesto
  • Material contaminado con PCB en concentraciones menores de 50 ppm
  • Desperdicios de remediación de pintura con contenido de plomo
  • Terrenos procedentes de remediaciones ambientales
  • Residuos no peligrosos resultantes de remediaciones CERCLA
  • Escombros de construcción
  • Desperdicios comerciales de negocios tales como restaurantes, oficinas, etc.
  • Desechos de la producción de alimentos

En general, todo tipo de desperdicio no peligroso.

¿Qué desperdicios no podemos aceptar?

Los reglamentos estatales y federales prohíben la disposición de ciertos tipos de desperdicios en sistemas de relleno sanitario para desperdicios sólidos no peligrosos. Estos desperdicios son los siguientes:

  • Desperdicios peligrosos según definidos por RCRA
  • Enseres electrodomésticos (“white goods”)
  • Desperdicios biomédicos no tratados
  • Aceite de motor usado
  • Materiales reciclables previamente segregados en la fuente de origen
  • Material contaminado con PCB en concentraciones de 50 ppm o más
  • Chatarra

¿Qué necesito para disponer de mis desperdicios industriales y/o especiales con EC Waste?

El manejo y disposición de desperdicios industriales y/o especiales requiere de procedimientos especializados para asegurar un manejo seguro y en total cumplimiento con los reglamentos ambientales. Bajo RCRA el generador de un desperdicio es responsable de caracterizar y determinar si su desperdicio es peligroso. En los rellenos sanitarios de EC Waste no se aceptan desperdicios peligrosos y por lo tanto la caracterización de los desperdicios previo a su aceptación es primordial. Esta caracterización se hace mediante un proceso de aprobación donde nuestro personal técnico y la química licenciada evalúan toda la información pertinente al desperdicio que se interesa disponer. El cliente necesita completar un perfil de su desperdicio utilizando el portal de internet www.wastebits.com. En Wastebits se somete toda la información del desperdicio incluyendo análisis de laboratorio, hojas de datos de seguridad (Safety Data Sheets) y cualquier otro documento técnico que describa las propiedades del material a disponer. Una vez el desperdicio es certificado por el cliente nuestro personal evalúa la información y emite la aprobación. La aprobación de la disposición el cliente la recibe de forma electrónica y de la misma manera también recibe recordatorios de correo electrónico cuando se aproxima la fecha de expiración de la aprobación. En el portal de Wastebits el cliente puede llevar un registro detallado de todos sus desperdicios incluyendo los análisis y data técnica. Este portal de Wastebits es una magnífica herramienta para el cliente pues lo puede utilizar para demostrar cumplimiento a inspectores de las agencias reglamentarias como la JCA y la EPA.

Para orientación sobre la aceptación de desperdicios puede comunicarse con la Lcda. María Vidal al 787-836-3700 o mediante correo electrónico a mvidal@ecwaste.com.

Para suscribirse a nuestro sistema de Wastebits favor de completar el siguiente formulario:

  • Nombre de la compañía
  • Dirección postal
  • Número de teléfono de la compañía:
  • Nombre del solicitante:
  • Correo electrónico del solicitante:
  • Número de teléfono del solicitante:
  • Persona adicionalautorizadaa
  • Correo electrónico:
  • Persona adicional autorizada:
  • Correo electrónico:

Peñuelas Valley Landfill