La protección del ambiente es primordial y es parte del "pan de cada día" en nuestras operaciones. Los reglamentos de la EPA y la JCA requieren que rellenos sanitarios que cumplen con ciertos criterios de capacidad de diseño instalen un sistema de recolección y control de gases. En El Coquí Landfill nos mantenemos a la vanguardia en el cumplimiento con los requisitos ambientales. Esto requiere evaluación continua de los parámetros operacionales de manera que se cumpla a cabalidad con los requisitos de control de gases. Es por esto que periódicamente se instalan pozos de extracción de gases de manera que se mantenga la eficiencia de recolección según aumenta la capacidad de disposición de los desperdicios sólidos y por consecuencia aumenta el volumen de gas que se genera debido a la descomposición de la materia orgánica que se encuentra en los desperdicios sólidos domésticos. En el 2016 estaremos instalando 24 nuevos pozos de extracción de gas para un total que excederá los 130 pozos de gas en operación.

Los rellenos sanitarios de EC Waste ,  El Coquí Landfill en Humacao y Peñuelas Valley Landfill en Peñuelas han sido construidos y operan bajo los más estrictos estándares de la industria de los desperdicios sólidos en Puerto Rico y Estados Unidos.  Ambos cumplen con todos los requisitos de la Junta de Calidad Ambiental (JCA) de Puerto Rico y del Subtítulo D de la Agencia de Protección Ambiental (EPA por sus siglas en inglés, 40 CFR 258) que gobierna la operación de los rellenos sanitarios bajo la autoridad de la “Ley de Conservación y Recuperación de Recursos”, en inglés conocida como el “Resource Conservation and Recovery Act” (RCRA).  Entre estos requisitos se encuentra el sistema de revestimiento sintético (“liners”), recolección de lixiviados, recolección y manejo de gases, manejo de aguas de lluvia, monitorías ambientales y otros.

 

El Subtítulo D La EPA, según autorizado por RCRA, delegó en la JCA la reglamentación de los desperdicios sólidos no peligrosos bajo el Subtítulo D y el Reglamento Para el Manejo de los Desperdicios Sólidos no Peligrosos.

 

De igual forma, los rellenos sanitarios de EC Waste cuentan con planes de cierre aprobados por la JCA y en cumplimiento con el Subtítulo D de RCRA. Los reglamentos requieren que un relleno sanitario que llega al final de su vida útil sea revestido con cubierta sintética y sea manejado por un periodo de por lo menos 30 años continuando con el manejo de lixiviados y gases, además del mantenimiento de las áreas previamente en operación. El Coquí Landfill y Peñuelas Valley Landfill cuentan con los recursos financieros exigidos por ley para garantizar el cierre y el mantenimiento luego del cierre. Todo esto con capital privado que no será una carga económica para el pueblo de Puerto Rico.

 

Los rellenos sanitarios de EC Waste ofrecen una alternativa eficiente, confiable y segura para el manejo de los desperdicios sólidos no peligrosos en Puerto Rico a largo plazo por varias décadas. Nuestro compromiso con el ambiente y con Puerto Rico garantiza una operación a largo plazo sin consecuencias para los contribuyentes. Ningún relleno sanitario municipal cumple con las garantías financieras requeridas por los reglamentos y a largo plazo se convertirán en una carga para todos los contribuyentes.